Blog

EL VERDADERO SIGNIFICADO DE LA NAVIDAD

posted by Pastor Max Majano December 24, 2013 0 comments

EL VERDADERO SIGNIFICADO DE LA NAVIDAD
Decíamos en la reflexión anterior que para muchas personas la navidad significa: una época festiva más, otro período de vacaciones, una ocasión para intercambiar regalos y salir de paseo. etc. Pero las Sagradas Escrituras nos enseñan en verdadero significado. Dios mismo se hizo carne y habitó ente nosotros. Por medio de su encarnación, Cristo se identificó con la raza humana. De esta forma nos presentó el camino a la victoria completa sobre la opresión del pecado y del diablo.
UN MINISTERIO DE JUSTICIA.
La séptuple unción del Espíritu Santo se hará mucho más manifiesta aún, cuando Jesús venga otra vez y establezca su reino milenial. Entonces veremos una imparcialidad y una justicia perfecta. Los hombres cometen graves errores hoy en sus juicios, porque dependen de lo que ven y oyen. En cambio, Jesús conoce lo que hay dentro del corazón del hombre (Jn.2:25). Su decisión será siempre la más perfecta en todas las situaciones.
UN NUEVO REY.
El gozo y la paz que el pueblo anhelaba sería traído por un hombre nacido de una mujer virgen, que sería al mismo tiempo Dios con nosotros; hijo admirable, maravilla sobrenatural. Jesús fue admirable en su nacimiento, en sus obras, en su enseñanza, en su ejemplo y aun en su muerte.
Jesús es también consejero. El es la sabiduría de Dios. (Col.2:3). El es Dios fuerte, nombre que sólo se aplica al mismo Dios (Is.10:20,21). Es también Padre Eterno, dador de la vida; el que cuida eternamente de su pueblo. Finalmente, Jesús es el Príncipe de Paz, no solo trae la paz, sino que es nuestra paz (Miq.5:5). El mundo por supuesto no conocerá la paz verdadera hasta que él regrese a la tierra (Miq.4:1-5). Sin embargo mientras regresa, los creyentes podemos disfrutar de sus dones, su paz, su poder, su sabiduría y su consejo, gracias al Espíritu Santo.
La importancia y el valor de la navidad no se halla en los festejos, lo más importante es que nos presentemos ante Dios con una actitud de reverencia y gratitud por habernos enviado al rey eterno en la forma de humilde ser humano.

You may also like