Blog

El Esposo Cristiano

posted by Pastor Max Majano August 24, 2012 2 Comments

La familia de hoy sufre una parálisis de identidad y función debido al acoso por las fuerzas negativas de todos lados. Esto afecta directamente al papel del esposo cristiano, quien desea mostrar al Cristo resucitado a través de su persona y conducta. La belleza de la enseñanza bíblica tocante al esposo y su función dentro del hogar es aplicable a toda cultura.

Un gran porcentaje de los problemas hogareños surgen a raíz de la falta de funcionamiento cristiano del esposo. O no supo, o no quiso, tomar el liderazgo, o como resultado de cierta crisis perdió su liderazgo; o tal vez por falta de iniciativa y cuidado, poco a poco entregò toda dirección a la esposa y/o hijos. Pero ¿Qué dice la Biblia tocante al esposo?

En Ef.5:21-33 y 1P.3:7, se revelan los principios aplicables a nuestro hogar.

PRIMER PRINCIPIO:

EL ESPOSO CRISTIANO OFRECE LIDERAZAGO PARA EL HOGAR. Ef.5:22-23. Aquí Cristo es la cabeza, pero una cabeza que ama, sirve, unifica, nutre, comparte. La idea no es de una actitud autoritaria en que se abusa del poder. Ser cabeza implica honor y responsabilidad.

SEGUNDO PRINCIPIO:

EL ESPOSO CRISTIANO TIENE LA RESPONSABILIDAD DE AMAR A SU ESPOSA. Efesios 5.25-33. El amor del cual Pablo habla aquí es del ágape, amor de sacrificio, que da sin esperar que le devuelvan amor. Es amor sin requisitos, sin demandas. Pero lo bello es que el que ama así será recompensado más allá de su propio amor. Tales son los misterios del matrimonio bañado de amor.

TERCER PRINCIPIO:

EL ESPOSO CRISTIANO VIVE SABIAMENTE CON SU ESPOSA. 1Pedro 3:7. El apóstol Pedro habiendo dedicado los primero versículos de este capìtulo a las esposas, ahora en palabras escuetas pero directas, se dirige a los esposos. La idea de “vivir sabiamente” viene de un vocablo griego que significa “formar hogar conforme al entendimiento y comprensión”. Pedro reconoce que un gran error de parte del esposo es el de no entender a su esposa.

Reflexiòn:

No es fácil ser un buen esposo cristiano hoy día, pero si deseamos que Dios bendiga nuestro hogar, si deseamos un hogar cristiano, entonces, como esposos creyentes, tenemos que seguir los pasos decisivos para funcionar como Dios quiere que funcionemos. El esposo es la cabeza del hogar; es decir, él tiene que ofrecer y demostrar el liderazgo necesario para el bienestar de la familia, y aunque el esposo no sea cristiano sigue siendo la cabeza del hogar. Así lo enseña 1P.3:1-2.

Si desea màs información sobre este tema solicítelo por este medio y con mucho gusto se lo haremos llegar.
Pastor Max Majano. 

You may also like

2 Comments

Eduardo Williams September 15, 2013 at 2:14 pm

Muy atinado y consono con la palabra de Dios , si tienen otros articulos similares favor enviarnoslo.

Reply
Max Majano October 2, 2013 at 4:19 pm

Dios bendiga su vida y su casa Eduardo Williams. Favor facilitarme su correo, para enviarle información de reflexiones del matrimonio.

Reply

Leave a Comment